jueves, 15 de septiembre de 2016

HERRAMIENTAS Y EQUIPOS DE COSTURA: AGUJAS PARA COSER A MANO



AGUJAS PARA COSER A MANO

Una aguja es un filamento de metal, cobre u otro material duro, de tamaño relativamente pequeño, generalmente recto, afilado en un extremo y con el otro acabado en un ojo o asa para insertar un hilo. Es empleado desde tiempos prehistóricos para coser. 

La aguja de coser tiene una antigüedad confirmada de como mínimo 40.000 años, y las primeras agujas de coser fueron esculpidas en hueso.




Mucho mas tarde las agujas de coser comenzaron a hacerse primero con cobre, aproximadamente unos 5.500 años a. C., y más tarde con bronce y con hierro.

Las primeras agujas de metal con ojo fabricadas en serie salieron al mercado en 1826, pero no fue hasta 1885 que la maquinaria fue arreglada para estampar bien el ojo en la aguja.

Las agujas que usamos para coser a mano son de distinto grosor, tamaño y punta, esto dependerá del uso que le vayamos a dar, siempre teniendo en cuenta la estructura y grosor de la tela y el hilo que se va a emplear.

TIPOS DE AGUJA 



Agujas Sharps: son las mas utilizadas para la costura en general. Son de longitud media, con ojo redondo y sirven para cualquier tela.









Agujas Betweens: son agujas cortas, con ojo redondo. Se usan para puntadas finas, como en el acolchado.








Agujas de Punta Roma: son parecidas a las sharps, pero su punta es redonda y permite pasar entre fibras del punto.








Agujas Straws: son mas largas que las betweens. Y suelen usarse para hilvanar.








Agujas de enfilar: son largas y finas, con punta. Se usan en labores decorativas, y sobre todo para coser cuentas y lentejuelas.








Agujas Colchoneras: se encuentran en distintos tamaños y se utilizan para coser colchones y tapicerías cuando no sirven agujas rectas.






Agujas para Tapicería: son agujas fuertes y gruesas con punta roma, adecuadas para las labores de tapicería.









Agujas de Ojo Redondo: se usan para costuras que usan hebras gruesas. Como lana o hilos para bordar entre otros.










Hay que aclarar que existen muchos tipos de agujas, para cada tipo de trabajo, lo que si sabemos es que no deben faltar nunca en nuestro cuarto de costura, y muy importante NO usar agujas oxidadas, partidas o dobladas.